Skip to content

El turno de España y Portugal

23 noviembre, 2010

Los inversores ya están comenzando a castigar la deuda soberana de España y Portugal.

El porcentaje de intereses que un Estado debe devolver a los inversores cuando estos compran deuda soberana es la suma de dos números:

  • El porcentaje de intereses que el estado alemán devuelve a los inversores.
  • La prima de riesgo de dicho país, es decir, los intereses adicionales que ha de abonar un país con respecto a Alemania.

La prima de riesgo de un país se mide en puntos básicos, siendo 100 puntos básicos equivalentes a 1 punto porcentual de intereses. España ha superado hoy los 235 puntos básicos, es decir, tiene que devolver a los inversores 2,35% más de intereses que Alemania. En junio de este mismo año, el bono español se cotizaba a 140 puntos básicos.

Es decir, a día de hoy, el inversor está pidiendo al bono español con respecto al bono alemán un rendimiento adicional del 2,35% en concepto de asumir el diferencial de riesgo de impago frente al riesgo que tendría si el bono fuera alemán.

Esto supone que a España a día de hoy le está costando más endeudarse. Es decir, que para poder afrontar los mismos proyectos que tenía planeado, va  a tener que devolver más dinero.

La prima de riesgo portuguesa se cotiza ahora a 435 puntos básicos, y si sigue en aumento, podría perfilar a Portugal como el siguiente país a rescatar en el seno de la UE.

Fuentes:

http://www.elpais.com/articulo/economia/desconfianza/deuda/Espana/marca/maximo/historico/elpepueco/20101123elpepueco_1/Tes

Anuncios
One Comment leave one →
  1. 21 mayo, 2011 1:15

    Creo que el término “prima de riesgo” es otra trampa más del pensamiento único.
    Como tú dices, es simplemente en la diferencia entre el interés de la deuda soberana de un país, digamos españa, y el del bono alemán, que se considera “deuda segura”, por lo que se considera con riesgo=0.
    Pues bien, evidentemente, la deuda española paga un interés mayor que el bono alemán. Esto es una cuestión de hecho.
    Pero quizá esa diferencia sea el resultado simplemente de ataques especulativos. Si viviéramos en otra época esto podría sonar a teorías de la conspiración, pero después del tan reciente estallido de la burbuja inmobiliaria, o el de las “punto com” no creo que a nadie le suene raro.
    No voy a asegurar que el diferencial de intereses se deba a ataques especulativos porque no tengo pruebas de ello, aunque estoy convencido que hay mucho más de ello que de auténticas dudas de cualquier inversor sobre la garantía de que el Estado español vaya a hacer frente a los vencimientos de su deuda.
    El calificar ese diferencial como “prima de riesgo” ya nos impone la imagen de que lo que ocurre es que “los mercados” sienten temor cierto (y cuantificado de este modo) ante la posibilidad de que los inversores en deuda soberana española no recuperen su dinero al venciemiento.
    Esto, además de irritarme como tantas sutiles imposiciones de conclusiones sin dar lugar siquiera a considerar otras alternativas, es que me parece mucho menos verosimil que la otra posibilidad, ni más ni menos que ataques especulativos creadores de pánicos, equivalentes a las burbujas alcistas pero al revés, y produciendo predicciones auto-cumplidas al forzar a la baja los precios de la deuda en el convencimiento de que mañana los precios serán aún menores.

    Enhorabuena por el blog. Muy interesante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: